lunes, 12 de febrero de 2007

¿Por qué los políticos no hacen nada?

Dejando de lado obviedades como los intereses económicos, hay varias razones por las que los políticos no hacen nada para evitar el colapso energético:
- No se puede disminuir significativamente el consumo de petróleo en muchas actividades productivas básicas como la agricultura o el transporte de mercancías.
- Si el gobierno de un sólo país o un sólo partido político informase a sus ciudadanos del cénit del petróleo perdería el apoyo de los electores, que sólo quieren oír hablar de “progreso” y de "crecimiento". No no engañemos, todos sabemos que ser político en la sociedad occidental y hablar de austeridad, energía más cara y menos consumo no es una buena idea.
Además, un gobierno no puede oponerse a las políticas conjuntas de los países e instituciones con los que tienen compromisos internacionales, y con los que comparte espacios y objetivos económicos comunes. Tampoco se puede oponer a los intereses de las grandes corporaciones empresariales que operan en sus países.
- El sector privado necesita de elevados niveles de consumo para mantener sus ventas y beneficios, y para ello se vale de la publicidad que estimula a los ciudadanos al consumo.
- Las grandes agencias de noticias y los medios de comunicación están en manos de poderosas empresas multinacionales que tienen inversiones en el sector energético, y si informasen con claridad del cénit del petróleo y de sus consecuencias, podría perderse la confianza en la solidez de la economía, y producirse una brusca caída de la inversión en la bolsa y el derrumbe del sistema financiero. En ese sentido, en ocasiones los medios de comunicación se refieren a otras fuentes de energía como las “energías del futuro”. Este tipo de informaciones impiden concienciar a la población, a la que proporcionan un sentido de seguridad que no se corresponde con la realidad, y que contribuye a promover el aumento de los elevados niveles de consumo energético actuales.
- Si los países desarrollados no frenan sus elevados y crecientes niveles de consumo de petróleo, es complicado que los países en vías de desarrollo como China acepten reducir su consumo, cuando hoy en día su nivel de consumo per cápita es muy inferior al de los países más desarrollados. Esto complica aún más la posibilidad de que empiece a disminuir la suma de la demanda mundial.

12 comentarios:

Alberto dijo...

Unas cuestiones técnicas que nadie me aclara: ¿Qué es una central térmica? ¿Es lo mismo que una hidroeléctrica? ¿Qué efectos tiene sobre la naturaleza? ¿Qué riesgos conlleva? Es que en mi pueblo hay dos a falta de una y pretenden poner otras dos. La gente se queja, hay plataformas en contra, pero no sé si hay suficientes razones para quejarse así.

Ignacio dijo...

Querido Alberto: una central térmica es una instalación donde la energía mecánica que se necesita para mover el rotor del generador, y por tanto para obtener la energía eléctrica, se obtiene a partir del vapor formado al hervir el agua en una caldera. Una térmica clásica hierve el agua con el calor procedente de la quema de petróleo, carbón o gas. Una hidroeléctrica obtiene la energía mecánica del propio movimiento del agua, por eso es "más limpia": no se basa en la quema de combustibles fósiles.
Ahora bien, una central nuclear también es una central térmica, y puede emplearse la energía del calor del Sol.
Los efectos sobre la naturaleza son obvios: emisión de gases de efecto invernadero. Si te refieres a efectos locales, los más dañinos son los relacionados con la contaminación del aire y el agua, las lluvias ácidas que pueden provocar sus emisiones de NO2 y SO2, y el aumento del Ozono troposférico que afecta negativamente a actividades como la agricultura y ganadería. Además se emplean grandes cantidades de agua para hacerlas funcionar.

Alberto dijo...

Muchas gracias por la información, de veras que me viene genial y ya era hora de que alguien me lo explicase.

Respecto a lo del agua, mi pueblo es Castejón de Ebro y por eso eligieron ese lugar para colocarlas.
Gracias

David Blázquez dijo...

por qué en vez de "concienciarnos" nosotros mismos, no hacemos presión para "concienciar" a los politicos de los elevados niveles de consumo energetico actuales. Pierden el culo por el petroleo, y entre la multinacionales y los estados se estan forrando, y los ciudadanos encima no vemos un duro........Money, money, money!

Ignacio dijo...

Hola David, me parece que a los políticos no hay que concienciarles, porque saben perfectamente lo que hay. Están guiados por una perspectiva de, como mucho cuatro años, y lo demás no es de su incumbencia. Es triste pero es cierto.
Además, no lo tienen tan fácil. Mira cómo la mayoría de países de la UE va a rechazar que el plan energético para alcanzar el 20% de renovables en 2020 sea obligatorio. Prefieren que sea indicativo para pasárselo por el forro. Y es que si no hacen eso las empresas de sus países se los comen con patatas y pierden las elecciones...
Además, en la clase política también está instalada esa "fe" casi religiosa en que "algo inventarán", cuando lo cierto es que no hay alternativas viables que permitan seguir el ritmo desenfrenado de consumo que llevamos.

Anónimo dijo...

El viernes pasado leí en la contraportada de El País un artículo muy bueno sobre los excrementos de las vacas neozelandesas. Unos excrementos que contienen una gran cantidad de metano y que podrían convertirse en energía, al igual que también producen contaminación como para que el país no cumpla el Protocolo de Kyoto. Pero sorprendió sobre todo el dato de que la mierda que una vaca echa en un año a la verde hierba de las antípodas podría convertirse en energía como para propulsar un utilitario medio durante 150 kilómetros. Y en NZ hay 40 millones de vacas y 20 millones e ovejas...

Mario

Ignacio dijo...

Hola Mario, después de hacer unos cálculos, me ha extrañado mucho lo de 150 kilómetros, es demasiado poco (se necesitaría la mierda de 25 billones de vacas al año para mover los utilitarios del mundo, así que he buscado la noticia y he visto que la mierda que cagan al año 10 vacas da para 1200 litros de gasolina, lo que movería un utilitario 9000 kilómetros durante ese año. Pues vamos apañaos si esa tiene que ser la solución para el transporte.. Se necesitaría la mierda de 10000 millones de vacas al año para mover esa distancia todos los utilitarios del mundo, y me parece que no hay tantas vacas. Eso significaría, además, que cada utilitario podría recorrer sólo 20 kilómetros cada día, vamos que no me da ni pa llegar a ABC.
Y eso sin contar con todo el petróleo que se usa en la industria, en la fabricación de plásticos y químicos (consultar el capítulo ¿por qué no podemos vivir sin petróleo?) y en la generación de electricidad... con que las furgonetas, todoterrenos, camiones, barcos y aviones gastan bastante más que un utilitario y con que habría que adaptar todo el sistema de transporte del planeta al uso de tan noble combustible. O con que a las vacas les de por estreñirse...
A veces salen cosas como ésta de la mierda de vaca. También dijeron una vez que se podría fabricar plástico con piel de cebolla. En mi humilde opinión estas cosas tienen un tufillo a medidas desesperadas bastante preocupante. En sudamérica ya hay pueblos que se quedan sin maíz y caña de azúcar para hacer etanol para los yanquis... y ahí seguimos, apretando el acelerador como si nada pasase.

Anónimo dijo...

Querido primo nachete:

Efectivamente, la capacidad energética de la mierda de una vaca es bastante limitada. Evidentemente no sirve para propulsar los carros de Europa y USA en nuestros desplazamientos diarios. No es capaz de mover los cohetes que mandaremos a la luna cuando no quede nada aquí. Pero sí puede aportar pequeñas soluciones de índole local que, una a una, pueden aportar soluciones a nivel general. Si la mierda de las vacas neozelandesas puede propulsar los tractores y los vehículos de la finca del chaval que las tiene, haciendo que esta finca se convierta en autosuficiente energéticamente, e incluso que pueda exportar pequeñas cantidades de energía para Auckland, ya se habrá andado algo en el camino. La solución del futuro energético no viene,como sabes, del aporte de una sola energía, sino de cientos de pequeños aportes como este.


Mario

Leticia dijo...

Las centrales térmicas solo traen problemas a las poblaciones donde se ubican. En Huelva hay varias, una de ellas de Unión Penosa, y las consecuencias allí son claras: contaminación, calentamiento de las aguas, destrucción de flora y fauna de los alrededores...
Es como ir con una apisonadora por los alrededores del Parque Nacional de Doñana, ¿Por qué nadie hace nada?

Nacho dijo...

Mario, tienes toda la razón cuando dices que esto de la mierda de vaca puede suponer parte de la solución para el transporte a nivel local, pero no para mantener la sociedad industrial tal como la conocemos, pues, además de que el aporte energético de esta y otras alternativas no es suficiente ni de lejos para hacerla funcionar al ritmo desenfrenado que la caracteriza, ésta se basa en la interdependencia de las partes, no en la autogestión de las partes.
Comentas que puede ser una parte de la solución, junto a otras formas de energía. Para el transporte se puede utilizar etanol,hidrógeno y para de contar. El uso masivo de etanol tiene gravísimas consecuencias, como el uso de tierras fértiles para la producción de etanol en vez de alimentos (esto YA está creando conflictos en muchos lugares del mundo), y agrava el problema del cambio climático, en vez de ayudar a detenerlo. Me explico: las tierras aptas para la producción de etanol proceden en su mayoría de la quema de turberas, emitiendo a la atmósfera gigantescas cantidades de CO2. Para que te hagas una idea, Indonesia se ha convertido en el tercer mayor emisor de gases de efecto invernadero (detrás de EEUU y China) por la quema de turberas para la generación de etanol para la exportación.
Respecto al hidrógeno, te recomiendo que eches un vistazo al capítulo que le dedico en este blog.

Nacho dijo...

Bueno y cuando hablo de los problemas del etanol lo mismo para los otros biocombustibles como el biodiesel

El Jeros dijo...

Por cierto, mi padre ha empezado a utilizar un coche con biodiesel y está mu contento eh!!!